Twitter
Facebook
Google Plus
Youtube
RSS SiteRSS Blog
News Letter
Travesías Ascensiones GR Rutas Himalaya Islas Vía Ferrata Otros Por Zonas Buceo Ver todas las rutas en Google Maps
GR
Crea tu própia ruta Contacta Quiénes somos Foro Entre Montañas Blog Entre Montañas
 Camino de Fisterra-Muxía...
A Coruña - 4 Etapas - 118Km. - Medio - Recorrido Sólo de Ida - Noviembre 2007
cargando..
Cargando Google Maps...
Dónde estoy:   Home > Grandes Rutas > Camino de Fisterra-Muxía
Volver

Hoja  Camino de Fisterra-Muxía...





La peregrinación jacobea como tal concluye en la ciudad de Santiago de Compostela. Sin embargo, casi desde el descubrimiento del sepulcro del apóstol Santiago (s. IX) en lo que hoy es la urbe compostelana, muchos peregrinos decidían prolongar su viaje a la Costa da Morte (“Costa de la Muerte”), en la zona más occidental de Galicia, frente a las bravas aguas del océano Atlántico.

La razón de esta tradición obedece a varios motivos, todos distintos, pero todos relacionables, y su resultado es lo que se conoce como el Camino de Fisterra-Muxía. La Costa da Morte era para los antiguos –y así fue hasta el final de la Edad Media– el último reducto de la tierra conocida, la punta occidental de la Europa continental, el tramo final de un itinerario marcado en el cielo por la Vía Láctea, un espacio mítico-simbólico que tenía en la impresionante mole del cabo Fisterra (“Finisterre”) su parte más extrema.

Era un lugar cargado de todo tipo de creencias y ritos paganos en el que los romanos (s. II a.C.) se sobrecogieron al ver al enorme sol desaparecer entre las aguas.


Resumen de la ruta
lugar Lugar Número de estapas Días Longitud Longitud Desnivel Positivo Desnivel Desnivel Positivo Desnivel Negativo Desnivel Desnivel Negativo Dificultad Dificultad Tipo de ruta
Tipo ruta
A Coruña 4 118 Km. m. m. Media Recorrido Solo de Ida


Camino de Fisterra-Muxía | Entre Montañas



1. Santiago de Compostela - Negreira

Subir

Distancia: 21 Km.Tiempo: 04:30 h.
Santiago de Compostela - Negreira

Después de visitar la catedral de Santiago, se parte hacia el Camino de Fisterra-Muxía desde la Praza do Obradoiro, el espacio más emblemático de la ciudad, que se abandona, pasando entre el palacio de Raxoi y el Hostal dos Reis Católicos, antiguo Hospital Real, por la desaparecida puerta del Peregrino o de la Trinidad.

Mapa Santiago de Compostela

Después de cruzar ante la iglesia barroca de San Fructuoso y su fachada orientada a la contemplación desde el Obradoiro, por lo que se remata con cuatro notables estatuas de las Virtudes de la Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza, el Camino avanza por pequeñas y típicas calles, entre las que destaca la de Hortas.

El siguiente destino es la “carballeira” (robledal) de San Lourenzo, a la que Rosalía de Castro dedica uno de los poemas de Follas Novas, obra referencial de la poesía del siglo XIX. El pazo de San Lourenzo de Trasouto, antiguo convento franciscano de origen medieval, destaca por su conjunto arquitectónico, la iglesia medieval y las obras de arte renacentistas y barrocas que guarda en su interior. El claustro se embellece con un singular jardín de boj.

El río Sarela se aproxima por momentos al trazado semiurbano de la Ruta. Si caminamos al atardecer y el día está despejado, desde algunos puntos iniciales de este itinerario es posible contemplar excepcionales puestas de sol sobre la ciudad antigua y la fachada de la catedral.

Ya en el municipio de Ames, el Camino alcanza el núcleo de Augapesada, que conserva un pequeño puente de origen medieval, antes de iniciar la ascensión al alto de Mar de Ovellas, desde el que se contempla en todo su esplendor el valle de A Maía.

Estamos en una zona que ofrece también interesantes ejemplos de arquitectura religiosa, como la iglesia barroca de Trasmonte, y de construcciones tradicionales, que tienen su culminación en el núcleo de Ponte Maceira. Las casas, y los restos de algún antiguo molino restaurado, se reparten a ambas orillas del río Tambre, comunicadas por el puente más significativo de todo este camino. Se trata de una hermosa construcción de finales del siglo XIV, reconstruida en el XVIII, que tuvo durante siglos gran importancia en las comunicaciones entre Santiago y las tierras del finisterre.

Al otro lado del puente se abre para el caminante la comarca de A Barcala, de gran producción láctea y cárnica.

Negreira, capital de esta comarca, es la mayor población –supera los dos mil habitantes– que cruza el peregrino antes de alcanzar la costa. El pazo de Chancela da paso a esta localidad, en cuyo escudo se representa el puente que con su destrucción habría cortado el paso a los soldados que perseguían a los discípulos de Santiago que huían del legado romano de Fisterra.

Negreira, villa de origen medieval a la que alude Ernest Hemingway en la novela Por quien doblan las campanas, tiene en el pazo de O Cotón, fortaleza medieval restaurada en el siglo XVII, y en la contigua capilla de San Mauro, sus monumentos más característicos.

Itinerario Camino Fisterra


2. Negreira - Olveiroa

Subir

Distancia: 33 Km.Tiempo: 07:00 h.
Negreira - Olveiroa

Un pequeño puente sobre el río Barcala sitúa al peregrino a la salida de Negreira. La ruta vuelve a coincidir en diversos puntos, a lo largo de este tramo, con el antiguo camino real a Fisterra. Así nos lo recuerdan lugares como Camiño Real y Portocamiño.

Por momentos, el trayecto recorre zonas de altiplano que permiten amplias perspectivas sobre tierras de los municipios de Negreira y Mazaricos, este último ya en la comarca de Xallas, conocida, sobre todo, por su artesanía de cestería y sus originales sombreros femeninos, realizados en paja.

Otra característica de este tramo es su arquitectura popular, que ha sobrevivido en parte en los núcleos rurales, con modestos pero hermosos y variados ejemplos y algún conjunto de hórreos –construcciones destinadas a la conservación de los productos del campo– de notable belleza, como, entre otros, los del lugar de Maroñas, que también cuenta en sus inmediaciones con la iglesia románica de Santa Mariña.

Uno de los puntos de mayor interés paisajístico se ofrece al caminante en las estribaciones del monte Aro (556 m), desde el que se contempla parte de la comarca de Terra de Xallas.

En la parte final de este tramo el agua es la gran protagonista. El río Xallas y sus riberas se hacen presentes sobre todo en Ponteolveira, cuyo puente, construido en el siglo XVI y reformado posteriormente, sitúa al caminante en tierras del municipio de Dumbría. La ruta, que discurre próxima al embalse de A Fervenza, sobre el Xallas, toca a su fin cuando se alcanza el lugar de Olveiroa, de nuevo con notables ejemplos de la arquitectura popular de la zona.

Itinerario Camino Fisterra


3. Olveiroa - Fisterra

Subir

Distancia: 35 Km.Tiempo: 07:30 h.
Olveiroa - Fisterra

A la salida de Hospital, una aldea que contó con un modesto hospital para peregrinos hoy desaparecido, el Camino se bifurca: será necesario decidir si se sigue la ruta que lleva a Fisterra o la que conduce a Muxía y al santuario de A Barca.

Si el viajero se dirige en primer lugar a Fisterra, el camino lo llevará a las inmediaciones del santuario de A Nosa Señora das Neves (s. XVIII), con su “fuente santa” y una concurrida romería cada 8 de septiembre, y a la también popular ermita de San Pedro Mártir, con otra fuente “milagrosa” para variadas dolencias. Ya en el alto de O Cruceiro da Armada (247 m), el caminante contempla, por primera vez, en la lejanía aún, el cabo Fisterra.

El cabo es el símbolo de la comarca del mismo nombre, por la que viajaremos en lo que queda de camino tanto si nos dirigimos a Fisterra como si lo hacemos hacia Muxía. Esta comarca, dada como pocas a todo tipo de leyendas, cuenta con una de las franjas costeras de mayor belleza de la Península Ibérica, en la que se alternan los grandes y tranquilos arenales con abruptas formaciones rocosas y un mar bravo como pocos. El marisqueo, la pesca y la agricultura, con productos artesanales de gran calidad, también contribuyen a hacer de la zona un paraíso para la vista y los sentidos.

Cee, la primera localidad de la comarca a la que llega el peregrino, cuenta con una notable actividad comercial destaca su mercado dominical y de servicios. El pazo de O Cotón y el edificio decimonónico de la Fundación Fernando Blanco son dos de los símbolos de la localidad, en la que también destaca la iglesia de A Xunqueira, de cabecera gótica.

Muy próxima a Cee está la villa de Corcubión, que conserva un casco antiguo declarado conjunto histórico-artístico, reflejo en gran medida de la antigua relevancia de su puerto. La iglesia de San Marcos, gótico-marinera y neogótica, debe su nombre a la imagen del patrono de la localidad, una obra en madera Paseo de Corcubión, con Cee al fondo Astillero de Cee policromada, de origen italiano, de finales del siglo XV. Corcubión rinde culto a la riqueza marisquera de la zona celebrando el primer sábado de agosto de cada año la  Fiesta de la Almeja.

El camino llega a Fisterra después de bordear, durante unos dos kilómetros, las formaciones dunares de la hermosa y extensa playa de Langosteira. Fisterra, localidad de recios marineros y pescadores, está ligada a la tradición jacobea desde sus inicios.

Y el epicentro de esa relación es la iglesia de Santa María das Areas, de origen medieval, situada a las  afueras de la localidad, camino del cabo Fisterra. Una arcada, que se considera que formó parte del desaparecido hospital medieval de peregrinos, da paso a un templo en el que brilla con luz propia el Santo Cristo de Fisterra, singular talla del siglo XIV que según la leyenda apareció en la costa después de ser arrojado al agua por un barco durante una tormenta. Para muchos antiguos peregrinos, la visita, tras la peregrinación a Santiago, a la que consideraban la más occidental de las representaciones de Cristo era una forma idónea de culminar su viaje.

Fisterra celebra cada Semana Santa la fiesta del Santo Cristo, declarada de Interés Turístico Nacional. Se trata de una representación de la vida y muerte de Jesús que alcanza su apogeo el domingo de Pascua con su resurrección, bailándose, como colofón, una antigua y singular danza (“a danza das areas”). La representación la realizan actores no profesionales, vecinos de Fisterra.

Además de la capilla barroca del Santo Cristo (1695), destaca en el templo de Santa María das Areas la renacentista de la Virgen del Carmen. La capilla mayor (siglo XIV) guarda una imagen pétrea de la Virgen María, del siglo XVI. También se venera una imagen de Santiago con un ritual que recuerda al de la catedral compostelana. Aunque la portada principal es románica, en el exterior del templo predomina el gótico marinero.

Desde la localidad de Fisterra, el peregrino debe realizar un último y corto trayecto para llegar a la punta del mítico cabo Fisterra, que nos anuncia el edificio del antiguo faro, rehabilitado para usos turísticos. El espíritu y la naturaleza, el mar y el cielo, la leyenda y el presente se dan la mano en ese extremo occidental de Europa en el que los antiguos creyeron adivinar el fin del mundo conocido, quizá definitivamente convencidos al observar sus grandiosas puestas de sol.

Itinerario Camino Fisterra


4. Fisterra - Muxía

Subir

Distancia: 29 Km.Tiempo: 6:00 h.
Fisterra - Muxía

Cuenta la tradición que la Virgen María recaló en un barco de piedra en lo que hoy es el santuario de A Barca, en Muxía, para dar ánimos al apóstol Santiago en su predicación por el noroeste de la Península Ibérica. De ahí parte la significación jacobea de este lugar y su inclusión en las rutas jacobeas desde el medievo.

La distancia entre Fisterra y A Barca es de 31 kilómetros. La primera e inmediata cita es San Martiño de Duio, en cuyas inmediaciones  se ocultarían las ruinas de la desaparecida ciudad de Dugium. Según la tradición medieval, aquí residía el legado de Roma al que los discípulos de Santiago se dirigieron para que autorizasen la sepultura en tierra compostelana de los restos del apóstol.

El camino avanza entre aldeas, campos de cultivo, bosques y la presencia del mar, con playas tan agrestes como la de O Rostro, hasta la pequeña ría de Lires, donde es posible contemplar una notable variedad de aves. En la ruta se encuentran singulares muestras de arquitectura rural tradicional entremezcladas con notables iglesias, como las de origen románico de Santa Leocadia de Frixe y Santa María de Morquintián.

El último esfuerzo antes de Muxía lo representa la subida al alto de As Aferroas (289 m), con sus amplias vistas. La playa de Lourido es la antesala de esta localidad, situada en un hermoso entorno costero. Fundada en el siglo XII, Muxía explota de color cada mes de julio con las fiestas del Carmen y su vistosa y concurrida procesión marítima. La localidad tiene en la pesca y la artesanía del encaje dos de sus actividades más características.

Desde Muxía, el santuario de A Nosa Señora da Barca está a un paso. A él se llega bordeando el Monte Corpiño, por el “Camiño da Pel” (Camino de la Piel), así denominado porque en sus inmediaciones se situaba una fuente en la que los peregrinos se aseaban –un símbolo de purificación y respeto al final de la ruta– antes de entrar en el santuario.

Itinerario Camino Fisterra


5. Albergues y hoteles

Subir


Albergues

Negreira
Edificio de nueva planta
Rúa Patrocinio s/n. Negreira
22 plazas
3 plazas para bicicletas
Próximo albergue, a 33,2 km
(Olveiroa, Dumbría)

Olveiroa
Rehabilitación de un núcleo
de edificaciones tradicionales del país*
Olveira, s/n. Dumbría
34 plazas
Plazas para bicicletas
Próximo albergue,
a 30 km (Fisterra);
a 29 km (Muxía)

Fisterra
Rehabilitación de edificio*
Rúa Real, 2. Fisterra
18 plazas
Plazas para bicicletas
Muxía
Edificio de nueva planta
Rúa Enfesto, 22. Muxía
32 (+ 32) plazas

Albergues Camino de Fisterra

Hoteles

Negreira
Hotel Tamara - 2 Estrellas
Av. de Santiago, s/n
Teléfono: 981885201
Web: http://www.hotel-tamara.com/
E-Mail: info@hotel-tamara.com

Olveiroa
Pensión As Pías - 3 Estrellas
Teléfono: 981741520

Fisterra
Hotel Rústico Insula Finisterrae - 2 Estrellas
C. A insula, 76
Web: http://www.insulafinisterrae.com/inicio.htm
E-mail: info@insulafinisterrae.com


Descargar archivos



PDF         Mapa         kml         kmz         gpx         zip





© Entre Montañas ©